martes, 31 de enero de 2017

LEY HÁBEAS DATA LEY 1581 DE 2012

DIRIGIDO A EMPRESARIOS Y PROFESIONALES RESPONSABLES, BIEN INFORMADOS Y BIEN PREPARADOS, PARA ENFRENTAR RETOS Y CAMBIOS TECNOLÓGICOS Y LEGALES.



La ley de protección de datos personales o Habeas Data, es el derecho fundamental, constitucional que tiene una persona para conocer, actualizar, rectificar información que se relacione con ella o él y que se recopile o almacene en bases de datos.
En cualquier momento se puede eliminar cualquier información sobre la que se haya dado consentimiento, también eliminar datos erróneos y solicitar certificación de los datos personales.



QUÉ ES UN DATO PERSONAL?
Toda aquella información que pueda ser asociada con un ciudadano/a
Por ejemplo, información financiera,  su dirección de residencia, su correo electrónico, su fotografía, un video.

CLASES DE DATOS PERSONALES:

SENSIBLES: Le interesa sólo a aquella persona dueña de la información, afecta la intimidad y su uso indebido puede causar discriminación. Sólo pueden ser obtenidos con el consentimiento de esa persona Ejemplo, orientación religiosa o política, creencia, hábitos o afecciones de salud
PRIVADOS: Solo son relevantes para su titular, ejemplo, dirección, teléfonos, correo electrónico, fotografías, videos, información relacionada con su estilo de vida
SEMIPRIVADOS: De interés particular, interesan al titular y a cierto sector o grupo de personas. Incluyen datos privados, pero pueden ser consultados con terceros. Ejemplo, las historias crediticias, datos financieros, hábitos de pagos, créditos tomados anteriormente, salarios o ingresos promedios
PÚBLICOS: De interés general, ejemplo, documentos públicos  sentencias judiciales, los relativos al estado civil de las personas.

CATEGORÍA ESPECIAL DE DATOS: Se proscribe el tratamiento de datos personales de niñas, ni, salvos y adolescentes, salvo aquellos datos que sean de naturaleza pública.
Es tarea del Estado y las entidades educativas de todo tipo proveer información y capacitar a los representantes legales y tutores sobre los eventuales riesgos a los que se enfrentan los niños, niñas y adolescentes respecto del Tratamiento indebido de sus datos personales, y proveer de conocimiento acerca del uso responsable y seguro por parte de niños, niñas y adolescentes de sus datos personales, su derecho a la privacidad y protección de su información personal y la de los demás. El Gobierno Nacional reglamentará la materia, dentro de los seis (6) meses siguientes a la promulgación de esta ley.

¿EN QUÉ CASOS NO SE REQUIERE AUTORIZACIÓN PARA RECOLECTAR DATOS PERSONALES? Cuando los requiera una entidad pública en ejercicio de sus facultades legales o por orden judicial; cuando los datos son de naturaleza pública, como por ejemplo, el registro civil; en casos de urgencia médica o sanitaria, para fines históricos, científicos o estadísticos.

QUÉ ES UNA BASE DE DATOS PERSONALES: un conjunto de datos personales que sea objeto de tratamiento. Un directorio público de bases de datos
Usted cuenta con datos personales sensibles, íntimos privados o semiprivados que no sean información de carácter público? En caso de responder de manera afirmativa a  esta pregunta, usted debe contar con la evidencia de la autorización del titular y darle el debido tratamiento
Evidencia de la autorización del titular
Derechos de los titulares de la información
La ley obliga a todas las empresas públicas o privada y a personas naturales que manejen bases de datos a fortalecer sus herramientas, mejoren sus políticas en los procesos de recolección, almacenamiento, uso, circulación y tratamiento o administración de datos y asimismo proteger la intimidad y los derechos del titular.
Cada vez más se manejan mayores flujos de información de las personas, por esto se hace estrictamente necesario la salvaguarda de los derechos de los titulares a fin de evitar, robo de información, fraudes, suplantación de identidades, delitos comerciales, etc.
Pueden exigir la evidencia o prueba de la autorización, que les explique para qué será utilizada la información y los motivos por los que la requieren, el trámite de los mismos.

PRINCIPIOS RECTORES DE LA LEY 1581 DE 2012
Artículo 4°. Principios para el Tratamiento de datos personales. En el desarrollo, interpretación y aplicación de la presente ley, se aplicarán, de manera armónica e integral, los siguientes principios:
a) Principio de legalidad en materia de Tratamiento de datos: El Tratamiento a que se refiere la presente ley es una actividad reglada que debe sujetarse a lo establecido en ella y en las demás disposiciones que la desarrollen;
b) Principio de finalidad: El Tratamiento debe obedecer a una finalidad legítima de acuerdo con la Constitución y la Ley, la cual debe ser informada al Titular;
c) Principio de libertad: El Tratamiento sólo puede ejercerse con el consentimiento, previo, expreso e informado del Titular. Los datos personales no podrán ser obtenidos o divulgados sin previa autorización, o en ausencia de mandato legal o judicial que releve el consentimiento;
d) Principio de veracidad o calidad: La información sujeta a Tratamiento debe ser veraz, completa, exacta, actualizada, comprobable y comprensible. Se prohíbe el Tratamiento de datos parciales, incompletos, fraccionados o que induzcan a error;
e) Principio de transparencia: En el Tratamiento debe garantizarse el derecho del Titular a obtener del Responsable del Tratamiento o del Encargado del Tratamiento, en cualquier momento y sin restricciones, información acerca de la existencia de datos que le conciernan;
f) Principio de acceso y circulación restringida: El Tratamiento se sujeta a los límites que se derivan de la naturaleza de los datos personales, de las disposiciones de la presente ley y la Constitución. En este sentido, el Tratamiento sólo podrá hacerse por personas autorizadas por el Titular y/o por las personas previstas en la presente ley;
Los datos personales, salvo la información pública, no podrán estar disponibles en Internet u otros medios de divulgación o comunicación masiva, salvo que el acceso sea técnicamente controlable para brindar un conocimiento restringido sólo a los Titulares o terceros autorizados conforme a la presente ley;
g) Principio de seguridad: La información sujeta a Tratamiento por el Responsable del Tratamiento o Encargado del Tratamiento a que se refiere la presente ley, se deberá manejar con las medidas técnicas, humanas y administrativas que sean necesarias para otorgar seguridad a los registros evitando su adulteración, pérdida, consulta, uso o acceso no autorizado o fraudulento;
h) Principio de confidencialidad: Todas las personas que intervengan en el Tratamiento de datos personales que no tengan la naturaleza de públicos están obligadas a garantizar la reserva de la información, inclusive después de finalizada su relación con alguna de las labores que comprende el Tratamiento, pudiendo sólo realizar suministro o comunicación de datos personales cuando ello corresponda al desarrollo de las actividades autorizadas en la presente ley y en los términos de la misma.

Para obtener información y asesoría especializada y personalizada comuníquese con nosotros escribiéndonos a exitojuridico@gmail.com o llamándonos al celular 314 611 62 41



1 comentario:

  1. Excelente artículo y de gran utilidad y seguridad la propuesta de protección de datos personales. Me encantaría que fuera una realidad. Gracias por proponerlo!!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar su comentario

BUSCAR

Se ha producido un error en este gadget.